El Color de la Tierra Olvidada

ESPACIOS PERDIDOS EN LUGARES OLVIDADOS

Castilla la Mancha, y Ciudad Real en particular es, probablemente por imposición, un lugar olvidado, perdido a un lado y otro de la A-4. Pero este olvido se extiende a sus ciudades y sus pueblos, olvidados para la mayoría, ocultando tesoros entre sus casas, muchas de ellas destartaladas y construidas a medias, como olvidadas por sus propios habitantes que hubieran interiorizado ese olvido, asumiéndolo como algo normal. Los manchegos son gente amable con los turistas, como si fuéramos una especie de curiosidad que ha aparecido por equivocación. Nosotros nos hemos aventurado por sus carreteras, en concreto por la provincia de Ciudad Real y el entorno de Valdepeñas, donde nosotros nos alojamos. Tengo que decirte que en esta tierra olvidada de por sí, perdida por naturaleza, uno descubre cosas…

Los Molinos

Tengo que decirte que en esta tierra olvidada de por sí, perdida por naturaleza, uno descubre cosas

La imagen que todos tenemos de Castilla es la de los molinos, Don Quijote y sus batallas con ellos. Sí, los verás desde la autovía, pero te invito a abandonarla y conducir hasta ponerte a sus pies, a lo mejor entiendes un poco a Don Quijote, y si no, a Cervantes y por qué les dedicó un capítulo de su novela.

En Campo de Criptana, a una hora de Valdepeñas aproximadamente, encontrarás un conjunto de molinos perfectamente conservados y podrás jugar a imaginarte como Don Quijote luchando contra los gigantes, o a lo mejor como Sancho. Desde la montaña dominan la llanura con el pueblo a sus pies, y sí, puedes imaginar lo que sintió Cervantes al verlo y lo que le impulsó a escribir aquel episodio. En la carretera que va desde el pueblo de Herencia a Campo de Criptana también encontrarás algunos conjuntos de molinos chulos.

Si tus pasos te llevan un poco más al norte, a la provincia de Toledo, también podrás visitar un conjunto de molinos único en el pueblo de Consuegra, en la autovía hacia Toledo.

Espacios Naturales

Desde Valdepeñas hay dos lugares que podrás visitar, Las Tablas de Daimiel y las Lagunas de Ruidera, donde el agua es protagonista. No deja de ser curioso en una tierra que consideramos árida. En las Tablas de Daimiel, de acceso gratuito y también con visitas guiadas, podrás caminar sobre sus aguas por pasarelas de madera. Es uno de los parques naturales más importantes de España. En las lagunas de Ruidera podrás pasar casi un día de playa en mitad de La Mancha, nadando en las lagunas, entre sus saltos de agua.

Espacios Urbanos

Cuando se habla de Almagro siempre se menciona la Plaza Mayor, y es cierto que es uno de sus principales atractivos. Sin embargo, hay un lugar en ella que no deberías perderte, la corrala de comedias, donde se representaban las obras de teatro durante el Siglo de Oro español, en definitiva era el principal lugar de ocio del pueblo. Los teatros tienen algo mágico y la corrala, muy bien conservada, te transportará hasta aquel momento histórico.

Villanueva de los Infantes Es uno de los pueblos de La Mancha que mantienen un casco histórico con cierto encanto. Más allá de la Plaza Mayor que por sí sola merece una visita, perderte por sus calles te acercará a su legado histórico.

Valdepeñas Probablemente es uno de los pueblos más animados de la zona, al menos en cuanto a comercios y bares se refiere. Su Plaza de España, de colores blanco y azul, los identificativos de la región, alberga muchos de ellos. Este ambiente se extiende a las calles que nacen de ella, por lo que siempre será un buen lugar para dar un paseo.

DÓNDE ALOJARSE

Hotel Veracruz Plaza. Valdepeñas. Es un 4 estrellas con Spa, muy bien situado en el centro de Valdepeñas. Lo bueno es que suelen salir con frecuencia ofertas de este hotel en plataformas como Lets Bonus, Groupalia, etc… que incluyen 1 h de spa, desayuno y parking.


DÓNDE COMER

En los pueblos de Ciudad Real se tapea genial, muy barato, a una media de 1,5 euros una copa de vino con su tapa. Así que comer no es un problema. Te recomendaré un par de sitios donde comimos estupendamente, pero vamos, ya te digo, vas a comer bien seguro.

Café Bar Evaristo 40, Peña del Atlético de Madrid de Villanueva de los Infantes. C/ Cervantes 8. Este no lo encontrarás en Tripadvisor, a cambio te sumergirás en la Mancha. Lo mismo te lo encuentras lleno de vecinos del pueblo que con unos cuantos parroquianos jugando al dominó o pidiendo a la chica de la barra que ponga el partido. Aquí, aparte de tu tapita con tu bebida podrás tomar raciones de comida manchega. Muy recomendable, las mollejas.

En Villanueva de los Infantes también encontrarás otros barecitos interesantes en los soportales de la Plaza Mayor y en su entorno.

Café Bar Diques. Campo de Criptana, Plaza Mayor 13. Aquí también tomamos unas buenas raciones y tapas. Además de un buen vino producido en el pueblo. En Campo de Criptana también nos gustó el Bar El Castillo, en la calle Castillo, fácil de recordar.


En los pueblos de Ciudad Real se tapea genial

Los Espacios Perdidos

Pero te lo he dicho ya, La Mancha es el lugar de los espacios perdidos. Sigue leyendo que te cuento…

La Motilla del Azuer. Y tú dirás… ¿Una motilla qué es? Una motilla es una elevación del terreno, un montecito raro en mitad de la meseta. Es raro porque no se ha formado de manera normal, sino que bajo ella oculta un secreto. Las motillas se formaron sobre unas antiguas fortalezas que se construyeron por los manchegos de la edad de bronce, hace 4000 años. Luego, una vez abandonadas quedaron cubiertas de tierra formando esa pequeña colina cónica en mitad de la llanura. La Motilla del Azuer es una de ellas, solo que se ha excavado devolviendo a la superficie la fortaleza que ocultaba y también el pozo de agua más antiguo de la península ibérica.

Puede visitarse solo con visita guiada, adquiriendo las entradas por Internet. La visita se inicia en el museo comarcal de Daimiel, desde donde te llevarán al yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer en autobús. El lugar es impresionante, digno de ser escenario del rodaje de una peli de Star Wars. Además, uno aprende muchas cosas durante la visita, aparte de sentirse sorprendido por la magnitud de la fortaleza y la capacidad del hombre para construir sin medios.

San Carlos del Valle. Si no decides ir expresamente probablemente nunca pasarás por él. Una gran iglesia, llamada del Cristo de San Carlos del Valle, construida para los peregrinos que iban a visitar al cristo, es su seña de identidad y podrás verla en la lejanía mientras la carretera te acerca a ella. No verás las casas del pueblo, solo la iglesia como un extraño espejismo en la meseta. Cuando llegues al pueblo podrás aparcar junto a ella y, al cruzar un arco, te encontrarás con una pequeña plaza mayor y la antigua hospedería de los peregrinos, todo en perfecto estado de conservación. El conjunto histórico es del siglo XVIII

Viso del Marqués. Este pequeño pueblo también esconde dos monumentos que sorprenden por su magnitud. También en su Plaza Mayor encontrarás dos grandes monumentos

Uno de ellos es el Palacio del Marqués de Santa Cruz del siglo XVI que alberga el Archivo General de la Marina, y el otro la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XV. La curiosidad de esta iglesia es que en su interior encontrarás un cocodrilo disecado de 5 metros que el Marqués de Santa Cruz se trajo de una de sus expediciones y que colocó en la iglesia para atemorizar a los parroquianos.

Cozar Te recomiendo recorrer la carretera que va desde Valdepeñas a Cozar y luego hasta Villanueva de los Infantes. El paisaje manchego, donde se mezclan la tierra roja, con los olivares y viñedos, salpicado de campos verdes (ya sabes, depende de la época el año) se verá acompañado del agua del pantano de La Cabezuela. En esta carretera, si te gusta el mundo del vino, están las Bodegas Real que organizan visitas al viñedo y la bodega.

No te digo más. Es una tierra por explorar. ¡¡Anímate a perderte en la tierra con color de sombra de ojos!! Aventúrate a encontrar tus propios espacios perdidos.

Espacio Más Instante

Instagram