El Vértigo Engullido

Caminito del Rey. Ardales - Álora

Mi vértigo desaparecía engullido por el paisaje

Entre las paredes del Desfiladero de los Gaitanes caminé despacio, pero no por miedo a la distancia que me separaba del río, sino porque mis sentidos necesitaban su tiempo para poder percirbirlo todo. Mi vértigo desaparecía engullido por el paisaje.

Un lugar fabricado por el agua y el tiempo. Como dice el dicho.... despacito y buena letra. Me di cuenta que quiero conseguir las cosas demasiado deprisa. Todo lo bueno requiere su tiempo. .. y otra vez un refrán. .. lo que fácil viene, fácil se va.

Seguí adelante, sobre la pasarela de traviesas de madera, las paredes verticales y los ammonites petrificados. Crucé el puente colgante, mirando bajo mis pies, y mi vértigo ya era una anécdota.

Despacio...

Sin prisa...

Sin demora...

...finalicé mi recorrido, y mis metas aunque lejanas me parecieron posibles.

Como dejar atrás el vértigo y el miedo.

Espacio Más Instante

Instagram