enoturismo Eslovenia Silvo Črnko y el vino nacido del amor

Silvo Črnko y el vino nacido del amor

El viñedo

UNA BODEGA EN MARIBOR

Como podrás imaginar, Oceanus no es el único vino que produce la bodega de Silvo Črnko, ni el único que destila ese amor del que te hablamos, la pasión por la familia y el trabajo bien hecho. Como te decíamos, la bodega está en Maribor, Eslovenia, un país con tradición de vino y en cuya ciudad se conserva la cepa más antigua del mundo con 400 años de antigüedad. Así que hablar de vinos en Maribor supone hablar de un pueblo que sabe lo que hace.

A esa tradición de la región, en el caso de Silvo Črnko, se suma la propia herencia familiar, ya que elaboran vinos desde el año 1922. Disponen de unas 12 hectáreas de viñedo donde cultivan 11 variedades de uva con las que elaboran sus vinos, todos blancos. Se trata de una bodega pequeña, que basa su crecimiento en el trabajo de toda la familia, un vino hecho en casa, consiguiendo con ese esfuerzo familiar exportar sus vinos a Estados Unidos.

Vista de la región de Maribor desde el viñedo Črnko

LOS VINOS

Como te comentábamos Silvo Črnko elabora vinos blancos ya que las condiciones climatológicas y de la tierra no favorecen la producción de vinos tintos en la zona de Maribor. Son vinos frescos, amables, fáciles al paladar gracias a su baja graduación (en torno a 10-11 grados) en los que el protagonista es el sabor de la uva. Tienen tres categorías en función de la calidad. En la primera de ellas está su Jareninčan, el vino tradicional que se elabora en las casas de Maribor desde siempre. En este vino utilizan 6 tipos de variedad de uva, cuya combinación varía cada año. De manera que su sabor puede cambiar de un año a otro.

Silvo nos cuenta que de este modo se asegura la calidad del vino, ya que se utiliza mayor proporción de las variedades que cada año han dado mejor cosecha. Hablamos de que el mercado estadounidense es complicado en este sentido, ya que el cliente quiere que el vino que compra siempre sepa igual. Sin embargo, Silvo nos comenta que una parte del público es así, pero que otra parte entiende que un vino hecho de forma natural es distinto cada año, ya que el clima de un año a otro es diferente. Un vino al que se añade azúcar adicional para conseguir un mismo sabor no es un vino natural de calidad.

Los vinos Črnko

Su segunda categoría es la “top-quality”. Se trata de vinos monovarietales que elaboran a partir de uva Chardonnay, Pinot gris, Renski Riesling, Sauvignon, Traminer y Yellow Muscat, que pasan de 3 a 6 meses en barricas de roble esloveno.

Resulta difícil decantarse por uno de ellos. Como te comentábamos, son vinos amables, donde el sabor de la uva es el elemento identificativo de cada vino frente a otras características del vino, como el color o los matices de la barrica, que son más sutiles. De manera que la fruta transmite su frescor al paladar, con un adecuado punto de acidez. Así que será el tipo de uva el que decidirá cuál te gusta más. En nuestra opinión, los que más nos gustaron (no necesariamente los mejores) fueron el Riesling, Sauvignon y Yellow Muscat, muy equilibrados. En especial el Yellow Muscat tiene un balance muy bueno entre el sabor dulce propio de la variedad de uva y la sequedad del vino. Silvo se siente muy orgulloso de este vino.

Tuvimos la oportunidad de probar uno de los vinos de la categoría que ellos definen como “special quality”, el champán, elaborado con dos variedades de uva, Pinot Blanc y Chardonnay, que comparte con sus hermanos menores el equilibrio entre la acidez, el frescor de la fruta y los matices de la barrica. En nuestra opinión este equilibrio es la mejor cualidad de los vinos de Črnko.

Las uvas Črnko

LA MIRADA ESPECIAL

Es en este momento donde aparece el brillo especial en los ojos de Silvo, cuando nos habla de Oceanus, el hermano mayor de su champán, ya que se elabora con las mismas variedades de uva y partiendo del mismo proceso de elaboración. La diferencia está en que Oceanus hace la segunda fermentación en las profundidades del mar Adriático, frente a las costas de la ciudad eslovena de Piran. Un proyecto nacido en 2009 y que alcanzó gran repercusión en el país. La oscuridad del fondo del mar y el leve balanceo con el que la marea mece las botellas dan como resultado algo completamente distinto, obteniendo de este modo su vino más especial.

La mirada de Silvo se transforma un poco más cuando le preguntamos cómo surgió la idea. Nos habla de su hija Tamara y de que, mientras practicaba submarinismo, sus compañeros bebían champán, pero a ella no se lo permitían. Silvo decidió darle solución a eso, se puso en marcha y creó Oceanus. Ahora, su hija puede beber champán elaborado directamente en el fondo del mar.

Esta es la historia del vino nacido del amor de Silvo por su hija y que impregna todo lo que hace. Pero esa emoción que convierte a Oceanus en el vino más especial de la bodega no se queda ahí, el proyecto sigue creciendo con otros vinos y otras variedades. La sonrisa de satisfacción personal vuelve a aparecer en la cara de Silvo justo antes de confirmarnos que el proyecto continúa. La pasión por las cosas bien hechas y el amor por lo que se hace definen cada botella de vino Črnko.

El vino

Pero en esta pequeña bodega aprendimos otra lección. No es necesario ser muy grande, muy rico o muy poderoso para crear algo importante.

Mientras Silvo nos enseña su bodega, sus viñedos, nos ratificamos en una idea. Todo lo realmente bueno nace del trabajo, de la constancia y de la pasión por hacer un trabajo de calidad. Quizá podamos ser muy pequeños, pero con esas premisas podemos llegar tan lejos como queramos. Silvo Črnko y su bodega son un ejemplo de ello.

El equipo de espacio + instante con Silvo

Victor Frias

Instagram