tu viaje Werfen, música, montaña y hielo

Werfen, música, montaña y hielo

Werfen

Werfen

Es un pueblo austríaco que se encuentra a 45 Km. al sur de la ciudad de Salzburgo, al pie de unas montañas que te hacen pequeño, pero que esconden secretos que no imaginas. Alojarse allí te garantiza la calma que te aporta el paisaje, aunque cuando la visitamos en verano la tarde siempre nos reservaba alguna tormenta.

Estratégicamente te permite organizar tus visitas, espacios a norte, sur, este y oeste. Pero también te permitirá conocer lugares únicos sin necesidad de recorrer largas distancias, siguiendo el consejo que a veces dan los anfitriones: dedica un poco de tiempo a lo que tienes cerca.

Nosotros estuvimos en julio y coincidió la fiesta local. No dudamos en cambiar nuestra agenda y adaptarla para disfrutar del ambiente, música y ropa tradicional, comerte un buen schnitzel y, cómo no, una buena cerveza.

Castillo Hohenwerfen

El castillo probablemente sea el atractivo más evidente de Werfen, más que nada porque es lo primero que llama tu atención cuando llegas, ahí encaramado en su colina. Si te gustan los castillos, no cabe duda que merece la pena la visita. En su interior, aparte de sus muros y galerías podrás ver exhibiciones de aves rapaces a las que puedes ver sobrevolando sus almenas. El sendero que sube hasta el castillo también vale la pena el paseo.

Castillo Hohenwerfen

Sendero “The sound of music”

Esta es una opción para los amantes del cine. En Werfen puedes visitar una de las localizaciones de la película “sonrisas y lágrimas”, concretamente la escena en la que los niños de la familia Trapp bailan en la montaña con el castillo de Hohenwerfen al fondo, perfectamente identificable.

El camino comienza en la misma localidad y asciende por un camino que ofrece juegos para hacer más ameno el camino y tumbonas donde tomarse un respiro, todo ello en el marco de la música y la película.

Al final del trayecto encontrarás un dispositivo en el que podrás inmortalizar la escena de la película participando en la misma, lo que te garantizará cuando menos, un momento divertido.

La Cueva de hielo

Pero tal vez el mayor atractivo de la localidad sea la cueva de hielo, eisriesenwelt, a la que puedes llegar también desde la misma localidad bien en autobús o en tu propio coche, al menos hasta el punto en el que puedes tomar el teleférico que te lleva casi hasta la entrada o, si prefieres el senderismo, iniciar el camino hasta la cueva. Para los más aventureros comentaros que tenéis la posibilidad por una vía ferrata.

La llegada a la entrada de la cueva es espectacular, allí esperarás tu turno de entrar ya a una temperatura muy baja. Ten en cuenta que la cueva de hielo se forma debido a la entrada de aire frío con tal intensidad que el agua que corre en el interior de la cueva, se congela.

La visita es guiada y no la hacen en español, al menos cuando estuvimos nosotros, pero la verdad es que se disfruta igual. Caminas con la única iluminación de unos faroles, para preservar la cueva y el hielo. En las formaciones de hielo más interesantes el guía la ilumina con luz fría y la refracción de la luz crea imágenes espectaculares. No te fíes de las fotos que veas, la visita no tiene nada que ver porque la iluminación es completamente distinta. Sin embargo, no desmerece en absoluto y resulta igualmente espectacular. Para nosotros es una de esas visitas imprescindibles.

Sendero hacía la Cueva de Hielo

Otras visitas desde Werfen

Como te decíamos al comienzo del artículo, Werfen es un buen punto estratégico para otras visitas, como el Lago Konigsee, la carretera de los glaciares y, por supuesto, Salzburgo.

Espacio Más Instante

Instagram